CONTENIDOS

Translate

EnglishFrench German Spain Italian DutchRussian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified mesajes de amor y amistadtraductor banderas blogdocumentalesxo descargar un link

domingo, 26 de enero de 2014

Lo que mal empieza... acaba peor

Imagen de Pol Ledent



Mientras dejaba caer la lluvia sobre toda su persona, despatarrada sentada en la acera por culpa de un resbalón que hizo saltar unos de los tacones de sus recién estrenados zapatos baratos, pensó que el día había empezado torcido, declaradamente torcido y dispuesto a hundirla en la miseria, a la que, dicho sea de paso, como nota informativa, ya la unía una tibia amistad. 
Conclusión: buscar trabajo, además de inútil es peligroso.
Tan avergonzada como contrariada, se incorporo con dificultad. Por suerte, la calle no era más que un callejón de mala muerte y nadie había visto cómo su trasero respingón besaba el suelo con inusitada violencia. Un suelo asqueroso, por cierto, nada bueno puede cocerse entre tanta mugre... ¿en qué diablos estaría pensando para meterse allí? Mejor largarse cuanto antes... Porque, además, ¿con qué cara de gilipollas se presentaba ahora a una entrevista...?  ¿Quería dar pena o risa? 
¡Pero es que no llovía cuando salió del apartamento y nadie, ni hombre ni mujer del tiempo, la previno! ¡Malditos incompetentes! ¡Malditos incompetentes con trabajo!
Recobrada una tercera parte de su compostura fue a guarecerse bajo un saliente. Con recelo, levantó la mirada y vio que se trataba de un balcón medio carcomido que, quizá, estuviera esperándola, justamente a ella, para desmoronarse sobre su cabeza y rematar la mañana; con la suerte que tenía no sería de extrañar. Enfrente vio un pequeño portal abierto y mudó de posición correteando de forma ridícula. Entonces también vio la placa. FOTÓGRAFO.
Bien, placa era un nombre harto generoso para aquél letrero adherido a otro antiguo con precinto gris y escrito con rotulador negro. Lo mismo que cualquiera pensaría de ella cuando anunciara, con el pelo chorreante, el maquillaje corrido y los zapatos arruinados que era modelo. Jajajaja ¡modelo! ¿de qué, señorita? ¿de objetos de desecho?
Lo mejor era regresar a su apartamento e intentar recomponer el desaguisado, volvería por la tarde... o al día siguiente...  quizá nunca, el lugar no le inspiraba confianza. Pero, maldición, ¡necesitaba el trabajo tanto como respirar;  ya debía tres meses de alquiler! La casera empezaba a hacerle llamadas airadas con regular periodicidad, por no decir abiertamente agresivas, groseras incluso. Claro, que en cualquier momento le iban a cortar el teléfono y la muy bruja se quedaría muda para los restos jajaja.
"Como si eso fuera a acabar con el problema. Se plantará delante de mi puerta con cara de vinagre. Lo mismo se trae al orangután que tiene por hijo para que me saque de casa por la fuerza, que la señora no se anda con formalismos."
Le rugieron las tripas enérgicamente, indignadas ante el vacío estomacal. Dos vasos de agua como desayuno no iban a distraerlas fácilmente. ¿Eso creías? ¡Ilusa!
Sí, mejor sería que volviera otro día... malas pintas y unas tripas protestonas no eran la más brillante carta de presentación que podía ofrecer.
La puerta de hierro con la pintura negra descascarillada se abrió a sus espaldas haciéndola dar un respingo. Un olor a colonia barata, mezclado con un fuerte aroma a tabaco rancio ascendió por su nariz, pero ella, avergonzada de su propio aspecto, no se volvió a mirar al propietario de tan gloriosos efluvios. Hasta que sintió cómo una garra férrea se apoderaba de su brazo derecho, firmemente, tirando de ella hacia el interior del portal. 
Y entonces, claro, ya era demasiado tarde.
                                                                     Ana Sefern

53 comentarios:

  1. Hola Nena... pues en este caso... lo que mal empezó, va a ser verdad que acabó peor
    Una chica en busca de trabajo con dos vasos de agua como desayuno, una casera muy poco comprensiva, una lluvia inoportuna... y eligió el peor de los refugios
    Quizás le hubiese ido mejor, debajo del balcón
    Seguramente al "fotógrafo" le pareció una buena modelo
    Me ha gustado como lo has narrado y expresado... comprenderás que no me haya gustado el final... me gustan los finales felices
    Espero que este domingo haya empezado bien para ti ;-)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que el balcón habría resultado mejor refugio, sí. Incluso mejor hubiera sido que no entrara nunca en aquél callejón. Pero cuando las cosas vienen mal dadas y la necesidad acucia, nos volvemos osados e imprudentes.
      Ya sabes, los finales rosas están en los cuentos de hadas, a mi también me gustan, pero cuando escribo ciertas cosas no habituales en mi, me puede el lado oscuro.
      Bueno, mal del todo no, quizá con algún pequeño inconveniente. Puede que sea eso lo que haya influido en el final del relato... aunque no, creo que ya estaba predestinado, jajaja.
      Besos

      Eliminar
  2. Una historia que se basa en una gran verdad, pero ya que eres escritora no le puedes dar un final mas feliz ...piensa que es Domingo.
    besos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como escritora te digo que la respuesta es sí, claro que puedo.
      Sé que es domingo, pero las cosas, buenas o malas, suceden cualquier día de la semana y hoy me he levantado con el pie izquierdo ;)
      Besos Sebastian

      Eliminar
  3. Lo primero que me ha gustado ha sido el título, Luego me he puesto a leerlo y me ha gustado mucho.
    Soy de la opinión de que el final no siemopre tiene que ser bueno.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose, pues me alegra saber que te ha gustado, en general.
      Evidentemente, las historias, reales o ficticias, pueden acabar bien o mal. En la vida real dependerá de mil y una circunstancias; en las novelas o relatos depende del autor.
      Besos!!!

      Eliminar
  4. Ays me has hecho recordar una anécdota que me pasó a mi en pleno centro de la ciudad..cuando un tacón de mi bota acabó atrapado en las garras de la tapa de una alcantarilla y zassssssssss..... bota a tomar por el saco
    Recuerdo que iba a ver a un cliente y con el tiempo justo, en fin que vestida con ropa de invierno de pies a cabeza me meto en un Zara y ya estaban con la nueva temporada, las chicas me buscan zapatos de invierno y nada , y ea alla me voy a ver al caballero trajeado con mis zapatos destalonados y abrigo jajajaja
    Pero no escapé, hay que ser natural y si las cosas pasan siempre es por algo y suele ser bueno si se le saca el zumo ... el tio con mi historieta se partió el cu... y al final firmó el contrato
    ya sabes si la vida te regala limones haz con ellos limonada
    Un besito y feliz domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hubo suerte en tu caso, también se daban circunstancias distintas. Afortunadamente para ti, tu cliente no era ni un mafioso ni un snob.
      A esta chica la vida no le dio limones, o hubiera desayunado limonada, en lugar de dos vasos de agua jajajaja, y para colmo, fue a topar con un degenerado. Es la cara A y la cara B.
      Un besito Coté, sigue disfrutando de la tarde.

      Eliminar
  5. Me ha encantado ese tono oscuro y con cierto humor negro. Es un relato fantástico y la imagen tan buena como siempre.

    Me encanta la nueva imagen de tu avatar.

    Que pases un buen domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Godor, viniendo de ti es un halago.

      El avatar... Me estoy uniendo al lado oscuro jajaja.

      Disfruta del domingo

      Eliminar
  6. Vaya!!! Me da a mí que además de su mala pinta, pinta mal lo que acaba pasando, pero mira que hay que ser gafe, y encima lloviendo. No sé, pero me parece que ya no oirá las protestas de la casera por lo menos durante un tiempo.

    Me ha encantado, aunque uffff..... espero no llegar así nunca a ninguna entrevista de trabajo.

    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también espero que nunca te ocurra algo así, aunque la cosa no acabara tan mal,el mal trago no te lo quita nadie.
      Gracias FG!!!

      Eliminar
    2. jajajajajjaja Igual me salva mi metro ochenta y la mala leche que puedo tener cuando se tuercen todas las cosas,.... No lo imaginaría el que intente eso!!! De todas formas, mejor que nunca suceda. Y de las entrevistas, si las hay que sean positivas jajajajaja

      Besos!

      Eliminar
    3. ¡Halaaaaaaa! Seguro que no lo imaginaría, me gustaría ver huir al "valiente" con el rabo entre las piernas (lo de rabo es rabo, no otra cosa) jajajajaja
      No, mejor que no suceda, tengamos la entrevista en paz.
      Besos!

      Eliminar
  7. Uffff...Nena me ha sabido a poco... demasiado poco, me ha encantado!!! pero de seguro que ese resbalón tiene que acarrear alguna mejora a ese deslucido día, menos mal que el lugar de la caida ha sido en calle discreta jijiji
    Venga maja!!! que sabemos de sobra que nos vas a dejar con mejor sabor de boca.
    Besitos, Pilar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que tienen los microrrelatos que, en algunos casos, querríamos que la historia continuara, saber más, pero no es así, al menos en este caso. El día empezó mal y acabó mucho peor para la chica, vas a tener que imaginar lo que ocurrió tras esa puerta de hierro del portal.
      Besitos!!

      Eliminar
  8. Juanh
    Bueno, hasta una linea antes del final me ha recordado muchos de los días de mi vida, deambulando en busca de un trabajo, pensando en todo lo malo que me pasaba, y soñando con encontrar, mágicamente, la solución a todos los problemas...
    Para alguien que ama la literatura de Cortazar y Arlt estos escritos tan "cercanos" son una delicia.
    Besos Nena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juan, discúlpame, he puesto el dedo donde no debía y he borrado tu comentario, no he podido volver a publicarlo y lo he rescatado del correo copiándolo y pegando.

      Te he traído no muy buenos recuerdos, vaya; por suerte forman parte del pasado y, en tu caso, el desenlace no fue tan desafortunado como el de esta chica.

      Es lo que ocurre a bastantes jóvenes, llenas de ilusión y también, a veces, de necesidad que ansían iniciar su vida laboral y lo que encuentran en su camino es a personajes sin escrúpulos que se la arruinan.
      Para mi es una delicia que te haya gustado.
      Un beso Juanh, que tengas una buena semana.

      Eliminar
    2. No hay problema Nena, nuestros dedos a veces se posan donde el cerebro no se lo ha ordenado! Igual eso de caminar en busca de un trabajo, tenía la gran ventaja de pasar horas imaginando futuros mejores. Y si bien el presente no es el ideal (nunca llegaremos a él, ¿no?), está muy cercano al de esos sueños.
      Besos amiga!

      Eliminar
    3. Eso es lo importante, soñar y que los sueños se vayan materializando, aunque el resultado no sea exacto al original. En definitiva, lo que importa es ser feliz con lo que se ha obtenido.
      Besos!!!!

      Eliminar
    4. Lo vuelvo a leer, y cada vez me gusta más.
      Excelente Nena, real, duro, chocante, pero muy bueno y, lamentablemente, muy actual...
      Besos!

      Eliminar
  9. Hola Nena, a mi me ha encantado tu relato, además me tenías en suspense y no deseaba que se acabara.
    Te deseo una feliz semana. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso está bien: mantener el suspense y que no desees que acabe el relato, ya doy la misión por cumplida.
      Un beso, guapa y que pases una buena semana también.

      Eliminar
  10. Un relato preciosa, que te mantiene expectante y un título muy bonito!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Raquel, me alegra mucho conocer tu opinión.
      Besos!!

      Eliminar
  11. Hola Nena! no se si tu intención era también poner un poco de humor al relato, porque en mi ha generado eso, me ha resultado gracioso aunque también me dio pena por lo que le sucede a la protagonista. Me ha gustado mucho! y el final te deja con ganas de saber que más sucede.. Buscaba la palabra continuará pero no está jejeje
    Un beso! y que tengas buena semana ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus impresiones son correctas Celeste, un poquillo de humor negro para quitar hierro a un final poco agradable.
      No, esta vez no hay un continuará, no me apetecía profundizar en el destino de la chica.
      Un beso, preciosa y que disfrutes de la semana.

      Eliminar
  12. Hola Nena, he pasado a saludarte y me ha enganchado tu historia de la chica desafortunada, la verdad , me ha sabido a poco, está genial. Felicidades, pasaré siempre que pueda y leeré alguna más de tus historias, tengo una pendiente desde hace mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Huy! ¡Qué agradable sorpresa, Anabella! ¿Todo bien? Espero y deseo que sí.
      Te agradezco que hayas pasado y que te hayas quedado un ratito.
      Sí, estos microrrelatos, cuando gustan, te dejan con ganas de saber más... y si no gustan es un alivio que no sigan jajajaj.
      Tú pásate siempre que quieras, ya sabes que eres bien recibida.

      Besos

      Eliminar
    2. Gracias Nena, sí, todo bien, de momento. Me encantaría poder pasar con más frecuencia por todos los vuestros blogs, pero desafortunadamente, tengo muy poco tiempo libre para hacer todo lo que tengo pendiente de mis blogs, los encargos, y hacer visitas a todos los blogs que tengo pendientes. No dudes que volveré para leer "Ecos del Pasado" me enganchó el título, y he visto que son dos partes de cinco capítulos cada una, no sé cuando voy a tener tiempo,...pero la leeré! jajaja.

      Besos

      Eliminar
    3. Me alegro mucho de que todo esté bien. Y si la falta de tiempo es por trabajo, bendita sea, que ya sabes cómo están las cosas de oscuras hoy en día.
      Creo que te gustará el relato si lo lees, pero ya sabes, a tu ritmo.
      Un beso!!!

      Eliminar
  13. Que bien escribes, me ha encantado tu blog!!

    Hoy en el blog diseños increíbles de la marca de joyas Satya en NY!
    Satya Jewelry and Decide Desigñ: http://goo.gl/PThLaS

    Decide Desigñ
    http://decidedesign.blogspot.com

    ResponderEliminar
  14. AAAHHHHHHHHHH, cómo puedes dejarnos así, así, así, así, ASÍ ??????????
    Ahhhh, en estos momentos te odio tanto como te quiero... ja ja, no me hagas caso.
    Pero rápido, no nos dejes en ascuas durante mucho tiempo y cuéntanos más cosas sobre la chica.
    Buenos sueños guapa y que la musa te inspire más aventuras. Besos.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y ahora cómo te digo que esto se queda así? Que no continúa, que ahí está la puerta abierta para que imagines su fin... ay, ¡¡ahora sí que me vas a odiar de verdad...!!
      Eso espero, ¡¡que no se despiste la musa!!
      Besos

      Eliminar
    2. No te odio nada de nada corazón, ya me invento yo el final que de imaginación voy sobrada ja ja.
      Un beso y buen finde.

      Eliminar
    3. No lo dudo. ¡Así me gusta!
      Besote y buen, buen finde.

      Eliminar
  15. Sos una escritora espectacular. Me encanta que tus palabras nos fundan a todos en estos sentimientos y en este universo que nunca se termina. La verdad es que nos deja pensando mucho estas cosas y tenes toda la razón. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta saber que lo que escribo te llega. Es genial cuando eso sucede.
      Te agradezco mucho tus palabras, Agus.
      Un besote

      Eliminar
  16. me encanta esa pintura. es un cuadro? o un dibujo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una acuarela. Una belleza de cuadro, ¿verdad?

      Eliminar
  17. Más quisiera. De un tal Pol Ledent.

    ResponderEliminar
  18. ¡Me imagino el final!
    Como bien dices, cuando el día empieza mal, acaba fatal, como le ocurrió a esta pobre chica que solo pretendía encontrar un trabajo, algo tan de moda en estos días.¡¡Estupendo relato!!
    Un fuerte abrazo Nena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Julia. Creo que está bastante claro que la chica no tuvo su día. Pero lo peor será los que vendrán después.
      Un abrazo y un beso!!!

      Eliminar
  19. Muy chulo..y por cierto, muy buena ilustracion..un beso desde Murcia...

    ResponderEliminar
  20. Estaba leyéndolo con la boca abierta y te juro cuando decía que una mano la agarró firmemente casi grito del susto. Esta historia es repetida miles de veces en todos lados, la verdad es que la desesperación lleva a una persona hasta una misma trampa. Me gustó mucho la lectura, me encantaría saber qué pasó. Un besote, nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón Agus, cuando las facturas sin pagar se acumulan y empieza a costar trabajo hasta comer a diario, asumir riesgos parece el menor de los problemas... Y a veces, las cosas acaban bastante mal para la integridad de la persona. Desgraciadamente ocurre con cierta frecuencia. Esto es un microrrelato, yo lo dejo aquí, pero con lo que has leído te puedes hacer una idea de cómo acaba. Besotes, preciosa.

      Eliminar
  21. Me ha gustado mucho...

    Tienes un premio en mi blog de Color.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pues me alegro x 2. Voy a verte.
      Muchos besos.

      Eliminar
  22. Me ha gustado, pero fíjate que yo no veo tan claro lo de que sea un triste final para la protagonista. El tipo que la metió dentro del portal era el fotógrafo, un individuo muy temperamental, que la estaba observando desde la ventana, y el aspecto que la chica presentaba era ideal para la sesión fotográfica que tenía en la cabeza, una serie de imágenes que representasen la vulnerabilidad humana. Creo que finalmente la exposición fotográfica tuvo éxito y la joven modelo empezó a hacerse un nombre dentro del mundillo.Lo único malo, tal vez la verdadera pesadilla, era la esclavitud de las dietas para mantenerse delgada. Los dos vasos de agua del desayuno se han visto reducidos a uno, que la tripita se le veía un poco hinchada. Pero como sarna con gusto no pica, la chica está encantada.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estupendo, un punto de vista distinto. En realidad el final lo pone cada lector, aunque mi idea es menos optimista, es perfectamente probable un final como el que tú sugieres.
      Un saludo

      Eliminar

La crítica será bien recibida, siempre y cuando esté basada en el respeto que cualquier trabajo se merece.